Madre de Dios del Rosario en el Pregón de las Glorias 2012

Madre de Dios del Rosario/ J. A. BANDERA

Madre de Dios del Rosario/ J. A. BANDERA

El pasado sábado, Lutgardo García Díaz, pronunció el Pregón de las Glorias 2012, en la Santa y Metropolitana Iglesia Catedral. De entre sus versos tuvo un momento para acordarse de la Patrona de los Capataces y Costaleros, Madre de Dios del Rosario, que reproducimos a continuación:

En Triana, nuestro barrio, una Virgen del Rosario de muelle y Misa de Domingo. De Salve de las doce y media donde la luz entra por la ventana y baja hasta las manos de la Virgen para la igualá del mediodía. A esa hora yo he visto regresar a los viejos gallegos, los resabiados lobos de la estiba, los cargadores, los que tienen en la voz el orujo de cien madrugadas y en los dedos diez amarras del puerto. Vuelven los hombres que no tienen nombre más que en la partida de bautismo pues siempre fueron y son un viejo apodo que los distingue y los identifica. Los que se metían bajo la ergástula de la trabajadera y hacían triplete del Jueves al Viernes Santo para llevarse cuatro perras al corral de vecinos.  Regresan -yo los he visto- a la Salve del domingo para limpiar, con palabras sencillas,  el salitre que se acumula en el alma. Tienen un recuerdo de bilis en el gaznate y conocen el olor del hambre. Los viejos gallegos le hablan a la miseria de tú pues para eso tienen ya callos en las palabras. Son esa clase de hombres que te estrechan la mano con una fuerza para estrangular diez becerros mientras te miran a los ojos. Pero ellos saben llorar, llorar sin lágrimas, llorar hacia dentro cuando ven a su Virgen.  Pues ellos saben que:                       

   Que cada trabajadera

   es un muelle donde estriba

   la que el corazón aviva

   de la gente costalera.

   El paso es una galera,

   el sudor es el salario,

   y el costal es un breviario

   que reza -ora et labora-

   mientras lleva a la Señora

   Madre de Dios del Rosario     

   un lugar en tu Rosario.

Anuncios