Amigo se va a Madrid y Asenjo es nombrado nuevo Arzobispo de la Archidiócesis

amigo_asenjo_c

ABC

El arzobispo coadjutor de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, se ha convertido desde ayer en el arzobispo titular de esta sede después de que el Papa Benedicto XVI aceptara hoy la renuncia del cardenal Carlos Amigo por razones de edad.

En su comparecencia ante los medios de comunicación Monseñor Amigo Vallejo ha felicitado a Juan José Asenjo «es para mí una satisfacción persona, que ocupe el nuevo cargo». En su despedida ha expresado su gratitud al Santo Padre Pablo VI que lo nombró arzobispo y a todos los Santos Padres, así como a la Archidiócesis. Para él es «una etapa que ha terminado pero que comienza de nuevo».

En su primera intervención como arzobispo Monseñor Asenjo explicó que se ponía en ejecución a primeros de septiembre la renuncia del cardenal, «dejándonos libertad para elegir la fecha de la aceptación» y que es una fecha de común acuerdo y que coincide con aniversario de la beatificación de Sor Ángela de la Cruz.

Asenjo según resaltó él mismo viene a «adecentar el legado que se me entrega», «vengo a poner mi granito de arena a Sevilla». Por otra parte resaltó que la de Sevilla «es un Archidiócesis que está en marcha -por lo que no vengo a inventar nada, está todo inventado».

Monseñor Carlos Amigo Vallejo, cardenal arzobispo de Sevilla, celebró ayer su onomástica. Como cada año desde que ejerce el Pontificado en esta Diócesis, recibió en el Palacio Arzobispal a instituciones, congregaciones religiosas y personas que quisieron acudir a felicitarlo en el día de su santo.

75 años
Un día muy especial, toda vez que es la primera vez que sucede desde que, como es preceptivo, presentase su renuncia al Santo Padre al cumplir los 75 años. Pero a nadie escapa que la cuenta atrás la ha echado ya el propio monseñor Amigo, hombre inteligente donde los haya. Por eso sabía ayer perfectamente que los rumores sobre su sucesión —que han ido in crescendo desde que fue nombrado arzobispo coadjutor monseñor Juan José Asenjo Pelegrina— se dispararon en corrillos a la salida del Palacio Arzobispal. Que si la inminencia del nombramiento del nuevo obispo de Córdoba —para quien suena el obispo de Tarazona—, que si cartas que podrían haber llegado ya… nada le coge de nuevas al prelado, que continúa con su agenda, demostrando un día sí y otro también que cuando tenga que ser, será.

Y si el día 4 fue especial, ayer también lo fue. Se cumple el 27 aniversario de la beatificación de Sor Ángela de la Cruz, por la que el cardenal siente verdadera devoción. Un día perfecto para cualquier anuncio que suponga júbilo para los fieles, para la Diócesis, para el propio monseñor Amigo.

Por ello no es de extrañar que las miradas, y los sentidos, estén puestos en la hora del Ángelus. ¿Sonarán hoy las campanas? ¿O será, quizá, mañana? ¿Y si tardan en sonar? Santa Ángela sigue velando desde arriba. Si las campanas anuncian júbilo, seguro que Madre Angelita se alegra por todos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s