Un Museo para las Glorias

p1010056La idea de crear un nuevo museo de la Semana Santa lleva rondando décadas por la cabeza de más de un cofrade. Todos sabemos que es un asunto complejo porque, las particularidades que encierran cada una de las cofradías suelen ser diferentes en cada una de las casas.

Corporaciones como las del Gran Poder o Macarena y, acudiendo más lejos, el Cerro del Águila disfrutan de instalaciones con amplitud y comodidad, donde sus hermanos y – en el caso de, sobre todo, la primera – numerosos visitantes disfrutan de la contemplación de un patrimonio de incalculable valor.

En el caso de la Macarena, por ejemplo, el tesoro va a dejar de ser un mero salón de exposición para convertirse en todo un museo merecedor de todos los elogios.

Pero estoy seguro que hay en otras hermandades, de un carácter más humilde y con un patrimonio de siglós que estaría encantada de poder contar con su espacio que reúna todos los requisitos para la correcta conservación de su patrimonio. Imagino un gran edificio en el centro de la ciudad donde – uno detrás de otro – se expusieran los mantos y pasos de misterio y de palio que, en los mejores casos, permanecen el resto del año, en cocheras y garajes alquilados y tapados con una lona.

La idea, por compleja que parezca, sería la solución a los problemas de espacio de numerosas hermandades que ven como sus andas ocupan la planta total de la casa hermandad cuando descartan la idea de alquilar un almacén donde guardarlos.

Igual situación ocurre con los enseres y bordados; maltratados y mal guardados, a veces, en baúles que son el blanco perfecto para la humedad.

Las Glorias tienen que decir mucho en este asunto. Muchas de ellas poseen mejor patrimonio que las Hermandades de Penitencia. Sólo hay que ver la riqueza de insignias, mantos, piezas de orfebrería que salen a la calle en el periodo comprendido entre mayo y noviembre.

Son, también, las Glorias, las más perjudicadas por los problemas de espacio ya que, en su mayoría, no disponen de casa hermandad donde alojar sus enseres y lo hacen en dependencias parroquiales o en los domicilios de los hermanos – como ocurría antaño -.

Probablemente, este artículo no se está publicando en el lugar más recomendado pues esta hermandad de Madre de Dios del Rosario dispone de un edificio envidiable con un valor arquitectónico sobresaliente.

Pero imaginamos que, durante las obras de reforma que se anuncian, todo vuesto patrimonio pudiera ser expuesto en un lugar con plenas garantías de su correcta conservación. Si lo ha hecho la Macarena en el Ayuntamiento al exponer su paso de palio, ¿porqué no lo pueden hacer las hermandades de Gloria en un sitio creado, sólo y exclusivamente, para su patrimonio?

Artículo realizado por José Antonio Rodríguez Benítez, periodista de Sevilla Televisión, Punto Radio, ABC y Pasión en Sevilla, publicado en nuestro último boletín el pasado mes de septiembre.

Fotografía NHD: Manuel Jesús Rodríguez Rechi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s